¿QUÉ TAN CIERTO ES QUE CAPUTO ESTATIZÓ DEUDA DE PRIVADOS?

Algunos referentes de la oposición acusaron al Gobierno de Javier Milei de estatizar la deuda privada. ¿Es cierto esto? ¿Cuánto se le debe a los importadores? ¿De quién es la responsabilidad?
¿QUÉ TAN CIERTO ES QUE CAPUTO ESTATIZÓ DEUDA DE PRIVADOS?Algunos referentes de la oposición acusaron al Gobierno de Javier Milei de estatizar la deuda privada. ¿Es cierto esto? ¿Cuánto se le debe a los importadores? ¿De quién es la responsabilidad?
Getting your Trinity Audio player ready...
Lectura 4 min

Mucho revuelo se ha generado desde los medios de la nueva oposición en cuanto al nuevo bono ofrecido por el nuevo gobierno a los importadores que adeudan pagos de importaciones al exterior. Pero, ¿cómo funciona este proceso y cómo se trató en el último tiempo?

Críticas de medios y artistas opositores ante el nuevo bono

Argentina y el mundo

De manera simplificada, si una empresa de Alemania quiere importar insumos de una empresa de China, la forma más común de pago es a través de una transferencia internacional, donde el banco o institución financiera encargada convertirá los euros en la moneda acordada con la empresa china (dólares, yuanes, etc).

En Argentina, una transacción análoga debería pasar por el Mercado Único y Libre de Cambio (MULC) donde, luego de presentar el pedido mediante el sistema SIRA, debe esperar a ser aprobado, y en ese caso la empresa importadora puede acceder a los dólares para pagar al exterior.

Dólares americanos.

El SIRA ha sido cuestionado por demoras en las aprobaciones y por acceso discrecional. Al margen de eso, y ante la falta de reservas para otorgar los dólares a los importadores en tiempo y forma, el gobierno de Alberto Fernández tomó una decisión: condicionó la aprobación de los permisos a cambio de que el importador financiara la deuda con la empresa extranjera por niveles superiores al promedio.

Esto tenía dos intenciones: permitía seguir moviendo la economía sin devaluar el dólar oficial y le daba tiempo extra al gobierno para conseguir esos dólares.

El BCRA también permitió a los importadores, en noviembre de 2022, pagar con dólares propios. Para ello, ni el importador ni sus controlantes pueden operar en el mercado de “Contado con Liquidación” o “Dólar MEP” durante los 90 días antes o 90 días después a la operación.

En la práctica, a esta alternativa la usaron principalmente empresas mineras o constructoras para importar maquinaria y grupos electrógenos. La limitación del acceso al mercado CCL y MEP impedía que otros rubros accedieran a compra de dólares para tenencia y pago.

Sin embargo, la cantidad de dólares seguía estrechándose, las reservas seguían cayendo, y la deuda se acumulaba, alcanzando unos 50 mil millones de USD, aunque la mitad corresponde al flujo normal de financiamiento, por lo que hay unos 25 mil millones que el Estado debe resolver.

Para descomprimir la situación, el nuevo gobierno ofrecerá un bono pagadero en dólares, evitando así deshacerse hoy de las escasas divisas, y dando la posibilidad a los tenedores de bonos de que los negocien en el mercado, obteniendo así dólares y pagar sus importaciones.

Algunos sectores de la nueva oposición desconfían de que el bono no se utilice sólo para los pesos que deben garantizar una importación, sino también para deudas financieras o remisión de utilidades.

La opinión de expertos

Martín Kalos, economista de la consultora EPyCA, declaró a Página 12 que “había un problema heredado del gobierno anterior. El BCRA en su momento pateó el acceso a los dólares para las empresas importadoras. Ante ello, las empresas tuvieron que endeudarse para financiar sus operaciones. […] No es una estatización de la deuda, porque la deuda de las empresas sigue siendo privada. Lo que se hace es que se convierte una promesa de pago incumplida en una promesa de pago futura”.

El economista y docente universitario Leandro Mora Alfonsín declaró, al mismo diario, que la situación con empresas de otros países ya tiene un alto grado de tensión: el nuevo bono “da cobertura a un problema que generó el propio BCRA al estirar pagos de importaciones. Es una manera de vender dólares que hoy no tenés, a un tipo de cambio más alto, para cubrir deudas acumuladas, con fuerte componente de insumos para seguir produciendo“.

A lo que agrega que “Las pymes la tienen muy difícil y no pueden estar sin insumos. El problema de fondo es que los proveedores extranjeros perdieron la paciencia y ya decidieron dejar de embarcar insumos a empresas nacionales. Esto pone una tensión enorme, además del ajuste anunciado, a la producción y empleo”.

Fuentes

Resolución 5271/2022
BCRA Comunicación 7918 (BOPREAL)
Asociación Argentina de Agentes de Carga Internacional
Declaraciones de economistas a Página 12

+ posts

Redactor & Desarrollador web en El Punto Medio, especialista en periodismo de datos. Lic. en Ciencias de la Computación por la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

Notas relacionadas

Un comentario en «

¿QUÉ TAN CIERTO ES QUE CAPUTO ESTATIZÓ DEUDA DE PRIVADOS?

Algunos referentes de la oposición acusaron al Gobierno de Javier Milei de estatizar la deuda privada. ¿Es cierto esto? ¿Cuánto se le debe a los importadores? ¿De quién es la responsabilidad?
»

Los comentarios están cerrados.