FACEBOOK Y EL TRIBALISMO: EL DILEMA DE LAS REDES SOCIALES

Las redes sociales tienen impacto negativo en jóvenes, no regulan contenidos ilegales y promueven el tribalismo. No son presunciones, son declaraciones de la ex gerente de Facebook. En esta nota veremos los detalles de sus filtraciones
FACEBOOK Y EL TRIBALISMO: EL DILEMA DE LAS REDES SOCIALESLas redes sociales tienen impacto negativo en jóvenes, no regulan contenidos ilegales y promueven el tribalismo. No son presunciones, son declaraciones de la ex gerente de Facebook. En esta nota veremos los detalles de sus filtraciones
Lectura 3 min

A la caída en octubre de 2021 de Facebook, Instagram y WhatsApp, le precedió una serie de declaraciones de una ex gerente de producto de la compañía. Frances Haugen declaró que las plataformas de Meta (compañía madre de las mencionadas redes) “dañan a los niños, avivan la división y debilitan nuestra democracia”.

Haugen había filtrado documentos internos de la corporación al diario The Wall Street Journal, donde se mostraba que:

Facebook era consciente del impacto negativo en el 32% de las adolescentes con problemas de imagen corporal

Tiene un trato especial para publicaciones de celebridades, donde la moderación de contenidos es baja o nula

Tuvo una respuesta débil ante publicaciones de narcotráfico o trata de personas

Sólo el 13% de sus revisores de contenidos fueron asignados a publicaciones externas a EEUU, aún cuando el 90% del movimiento de la red social está fuera de ese país. Se cree que la empresa sólo concentró esfuerzos en EEUU para mantener la imagen pública y el precio de las acciones.

Veamos ahora de qué otras formas nos influyen las redes sociales.

Los humanos nos agrupamos según diferentes gustos, religiones, ideas o tendencias políticas. Cuando nuestra identidad social con el grupo es fuerte, surge el tribalismo. En esta situación puede presentarse un comportamiento, muchas veces de manera inconsciente, donde tendemos a reforzar sesgos de confirmación, tomando aquello que apoya nuestras posturas (aún si tiene poca evidencia racional) y descartando todo aquello que las cuestione.

Anuncios (la nota sigue debajo)

Este efecto se acentúa cuando se limita la interacción con grupos diferentes, y decanta muchas veces en la generación de posverdad, fenómeno que se produce cuando «los hechos objetivos tienen menos influencia en definir la opinión pública que los que apelan a la emoción y a las creencias personales», según el diccionario de Oxford.

Varios estudios muestran que, cuando un grupo formado por personas con posturas similares discute sobre un tema, la actitud de cada persona se vuelve más extrema luego de la discusión (polarización de grupo).  

Frances Haugen – REUTERS

Así, las redes sociales acentúan esta polarización mediante sus sistemas de recomendación, que apuntan a crear burbujas donde priorizan el hecho de mostrar contenido similar a aquél con el que más interactuamos, táctica primordial para retenernos en sus plataformas. 

A esto debemos sumarle la viralización de fake news, y la participación de bots o personas pagadas para su difusión. En resumen, nadie está exento de caer en una trampa de información falsa, posverdad, o contenido analizado de manera incorrecta, táctica usada por políticos, instituciones, referentes de diversas organizaciones, youtubers, «influencers» o politólogos populares. 

La principal consecuencia negativa de esta “cámara de eco” es que un grupo termina considerando que los grupos disidentes están llenos de cualidades negativas. Además, la división se incrementa por el hecho de la anonimidad o la no presencialidad en la discusión con otros grupos.

Las redes sociales, como cualquier herramienta, pueden y han sido muy útiles para interconectar gente. Sin embargo, la falta de educación en nuevas tecnologías y los planes de marketing corporativos contribuyeron a potenciar los efectos negativos

Las recomendaciones para reducir estas influencias consisten en interactuar con gente diversa, intentar buscar hechos fácticos por sobre títulos sensacionalistas y aplicar el principio de caridad (considerando las argumentaciones más sólidas del interlocutor). También es posible desactivar las recomendaciones de las plataformas, para reducir el efecto burbuja.

Fuentes

Nogués, Guadalupe (2018). Pensar con otros
Sunstein, C. R. (2000). Deliberative Trouble? Why Groups Go to Extremes. The Yale Law Journal110(1), 71–119.
Group Polarization and Computer-Mediated Communication: Effects of Communication Cues, Social Presence, and Anonymity. Information Systems Research. Sia et al. (2002)
Kahneman, D. (2011). Pensar rápido, pensar despacio
«Archivos de Facebook»: 5 revelaciones de los documentos de la red social filtrados en la prensa BBC

+ posts

Redactor & Desarrollador web en El Punto Medio, especialista en periodismo de datos. Lic. en Ciencias de la Computación por la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

Notas relacionadas